martes

Pasar por la vida

Pasar como una sombra,
como una noticia que va corriendo,
como nave que atraviesa las aguas agitadas
y no es posible descubrir las huellas de su paso
ni el rastro de su quilla sobre las olas;
como pájaro que volando atraviesa el aire
y de su vuelo no queda vestigio alguno;
con el golpe de sus alas azota el aire ligero,
lo corta con agudo silbido,
se abre camino batiendo sus remos,
sin dejar señal de su paso;
como flecha disparada al blanco:
el aire hendido refluye sobre sí,
 sin saber el camino que la flecha cambio.

Así, nosotros las personas,
no podemos mostrar
vestigio alguno de nada valioso;
                    nos gastamos en nuestra vaciedad;

                                                         nuestra esperanza es                                                                  como brizna de hierba arrastrada por el torrente,
como leve espuma acosada por el huracán,
se desvanece como el humo en el viento,
como el dulce recuerdo del huésped de un día.

 Cohélet

15 comentarios:

Armando dijo...

Bonita y acertada definición la que haces de la vida.
Un abrazo.

LASCOSITASDEATELIER dijo...

Gracias por tu visita a mi blog.
Yo también me quedo como seguidora tuya.
Siempre me ha gustado la poesía ,aunque mi tiempo libre no me permite dedicarle el tiempo que yo desearía.
La tuya es muy bonita, así que me tendrás de visita.
Saludos

Soñadora dijo...

Fugaz y efimero es nuestro paso por la vida, intentar dejar huella , ardua labor.
Un abrazo!

PEPE LASALA dijo...

Precioso Rayén, leer este escrito da vida.
Ya estoy de vuelta de las vacaciones y ando de nuevo por este mundillo bloguero. Un fuerte abrazo. @Pepe_Lasala

RECOMENZAR dijo...

me inmerso e inundo
con los pensamientos
que encuentro en tu blog

Elda dijo...

Un paso por la vida muy romántica, aunque sin dejar huellas como todas las cosas bellas que citas, pero lo importante es dejar un recuerdo en todas las personas que queremos y nos quieres, lo demás no importa.
Me encantó.
Un abrazo.

Lola Barea dijo...

Hay que dejar la huella en nuestro paso por la vida, que sean buenas, claro está.
Hola Rayén, ya estamos aquí de vuelta de unas largas vacaciones. Ha sido un placer de llegar hasta este tu lindo rinconcito.
Un abrazo amiga. Feliz semana.

Lola.

Patricia dijo...

Que lindo post querida amiga Rayen, como siempre nos dejas meditando. En este caso me olvidare del pasado y del futuro y vivire plenamente el presente para que esas huellas queden marcadas en mi alma muy feliz.
Besos, feliz fin de semana!

Ilesin dijo...

Hermoso y cierto, por que en la vida hay muchas cosas que son efímeras en el tiempo.
Besos

Imaginativa dijo...

Las huellas se desvanecen y sólo queda el recuerdo que es eterno.

Saludos.

Alondra dijo...

Vivimos deprisa, pensamos en obtener el mejor auto, en ganar más dinero, adquirir más y más cosas materiales, como si eso fuera lo importante, como si fuéramos eternos... Un día la vida te da un tortazo y entonces empiezas a valorar las pequeñas cosas, a disfrutar de cada amanecer porque sabes que cada día es un milagro.
Un abrazo afectuoso

Lobomexicano Recuerdos dijo...

la huella indeleble de tus palabras, nos dejarán siempre el halo mágico de tu presencia,,,saludos amiga

Rayén dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rayén dijo...

Fugaz y efimero y a la vez eterno puede ser el tiempo. Vivir el pte. , atesorando los los bonitos detalles y especiales recuerdos como un halo misterioso que llenan de alegría el día a díá.
Gracias a todos por llegar a este espacio y por sus gratos comentarios que me ayudan a reflexionar. Besos!!!!!

Ernesto. dijo...

Como el dulce recuerdo del huésped de un día...

Una excelente melodía.

Un gran abrazo, Rayén.